¡INVICTUS!

invictus-trailer-title

 

En 1875 un hombre escribía un poema desde una cama de hospital. Su juventud, tan solo 25 o 26 años, podría ocultarnos la dureza que la vida había tenido con él. A la edad de 12 años había sido víctima de una tuberculosis que le había afectado a los huesos y años después los médicos tuvieron que amputarle parte de la pierna para poder salvar su vida. Ahora, desde esa cama, William Ernest Henley volcaba sobre el papel su desafío y su voluntad de no doblegarse…

En 1964 un hombre escuchaba las palabras de un tribunal que pronunciaba la sentencia y su destino… Cadena perpetua. Durante 27 años aquel hombre recitó en su prisión el poema que había memorizado y que aquel joven escribiera… En la oscuridad de sus circunstancias extrajo fuerza de aquellas líneas para sobrevivir y persistir… y para convertirse en un símbolo capaz de cambiar el destino de un país y de dejar una huella imborrable en una época. Ahora, desde aquellas rejas, Nelson Mandela recitaba su desafío… “soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

En 2013 miles de hombres y de mujeres leemos las líneas que aquel joven trazara desde su cama de hospital sin saber lo que realmente estaba haciendo y encontramos en ellas inspiración. ¿Dejaremos nosotros una huella detrás?. No lo sé. Tan solo sé dos cosas… Sé que un ser humano, un simple individuo, puede marcar la diferencia con sus actos. Y sé que soy el amo de mi destino.

 

Invictus2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s