Utiliza tus complejos como una ventaja competitiva

Imagen

¿Que pasa si tienes una característica que es una desventaja y además eres muy consciente de ella y te sientes acomplejado o acomplejada…?. Los políticamente correctos te dirán que sanes tu relación con ese aspecto tuyo. Que aprendas a amarte. Deja de verlo como un defecto. Cambia tu forma de pensar sobre ello, reenmarca y mira como positivo lo que ahora te parece negativo. Si eres bajito, aprende a amar el ser bajito. Eso es lo políticamente correcto, pero y si no nos apetece ser tan correctos…

Mario Luna tiene una forma de verlo que seguro no esta de moda. Esta tarde he estado con uno de sus videos y me ha hecho pensar… porque su planteamiento, aunque chocante, no deja de tener lógica y utilidad. Sobre ahora que se le da tanta importancia a eso de la automotivación. ¿Y si en vez de reenmarcar la característica y eliminar el complejo… incrementas el complejo y lo usas como combustible motivador para desarrollar otras características que lo sobrecompensen?. No digas que ser bajito está bien, di que ser bajito es una mierda. A no ser que realmente te guste ser bajito. ¿Y si, por ejemplo, en vez de hacerte amigo con el hecho de que eres bajito/a, aceptas que te repatea ser bajito porque los altos tienen ventajas sociales y las mujeres les miran más… y lo usas para motivarte a convertirte en un maestro de la conversación? (por cierto, es solo un ejemplo, no es que tenga complejo de bajito, mido 1,83).

¿Por qué?. Porque si ser bajito supone un hándicap real, que te guste se bajito no elimina el hándicap.

Si la Naturaleza ha permitido que la capacidad para acomplejarnos pase de generación en generación debe ser porque de algún modo es una ventaja competitiva. Ser capaz de tomar clara consciencia de tus características desventajosas, y que te haga sentirte mal el tenerlas, es más útil evolutivamente que no serlo o que no te duela. Si sabes que eres bajito y que por eso vas a tener menos fuerza que un guerrero de dos metros, puedes compensarlo potenciando tu velocidad. Si en cambio no lo sabes, o lo sabes pero te da igual, la próxima vez que te enfrentes a un enemigo alto podría ser la última.

Las emociones que llamamos negativas son mensajes que nos informan de la necesidad de corregir una situación. El complejo no sería sino una invitación a compensar una característica que vemos como un obstáculo grave al logro de un objetivo o a la satisfacción de una necesidad importantes para nosotros. Al tomar consciencia clara de una característica no-ventajosa puedes sombrecompensar por otro lado. Si en vez de gastar toda esa energía en lamentarte la empleas en desarrollar otras características. Aprovecha los complejos como energía para entrar en acción. Hasta llegar al punto en que el complejo se disuelve por si solo. Los complejos te pueden ayudar.

En cambio, sanar tu relación con un hecho (una característica) sin haber creado otros hechos que lo compensen… podría ser un problema. La cuestión está en que eso que te acompleja sea una desventaja real y no simplemente una mala interpretación tuya de cómo son las cosas. Porque si es solo una mala interpretación… cámbiala, reenmarca tu característica y no pierdas el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s